10:00 hasta las 21:00
Peropalo

Peropalo

  • Evento destacado
  • Evento terminado
El “Peropalo” es el nombre con el que se conoce a un muñeco en torno al cual gira el carnaval en Villanueva de la Vera (Cáceres), declarado de Interés Turístico Nacional.

La fiesta consiste en una serie de ritos que se organizan en torno al protagonista en las fechas de carnaval, y van desde su confección hasta su muerte.

Ya el Domingo anterior a los carnavales se ha paseado la cabeza, cubierta con un sombrero negro, clavada en un fuerte palo y con un pañuelo blanco al cuello.

• La tarde-noche del “Sábado de Carnaval” se ha colocado “la aguja”, una especie de escalera colocada verticalmente.

• Al amanecer del “Domingo de Carnaval” una comitiva lo lleva hasta una esquina de la plaza del pueblo. En esos momentos unos acompañantes simulan llorar y otros manifiestan su alegría por el prendimiento del protagonista.
Antes de colocarlo en un soporte se le hace una ceremonia, conocida como “judiá”, que consiste en inclinarlo hacia el suelo, en medio de la plaza, mientras que varios grupos de personas se entrecruzan chocando unos contra otros. Luego, tras dar varias vueltas a la aguja se le coloca mirando hacia la plaza. Este rito se repite cada tres horas, con un paseo por las calles de la villa, terminando con el baile de la jota al son de los tambores.

• A la mañana siguiente, se coloca de nuevo en la aguja, en una dirección diferente cada día. De modo que el Martes, en vez de mostrar la cara, enseñará la espalda.

• El “Martes de Carnaval” se simula, en el interior del ayuntamiento, un juicio en el que se le condena por delitos relacionados con el sexo. Mas tarde un joven, vestido de forma grotesca y montado sobre un burro lleva un cartel en la espalda en el que se puede leer la condena. Pasea la sentencia por las calles del pueblo, rodeado de una multitud ruidosa que canta diversas canciones. Delante del jumento, la multitud se divierte, con una larga soga, jugando a envolverse unos a otros.
A primeras horas de la tarde se dirige hacia la plaza la comitiva de los calabaceros, personajes vestidos de forma estrafalaria que llevan un grueso palo del que penden numerosas calabazas de agua.
Poco después, desde la casa del Capitán, sale el “Paseo”, una larga comitiva bellamente engalanada con trajes regionales, destacando la policromía de los mantones de las mujeres. Procesión encabezada por el “Capitán” con la bandera del festejo y la Capitana, con una gruesa zarza en la mano; de ella cuelga un llamativo chorizo que representa los atributos varoniles del protagonista.
Finaliza la procesión en la plaza, donde al lado de los calabaceros, se hace un gran círculo, cerrado por los alabarderos, para proceder a la “jura de bandera”: ceremonia que consiste en una exhibición de la habilidad de los varones en el manejo de la bandera.
Sobre las seis de la tarde se pone fin al ritual con la muerte del Peropalo. Al muñeco se le sustituye por otro, decapitado, con diferente ropaje y se le conduce a la plaza para quemarlo. Un grupo de plañideras lo acompañan lamentando su muerte, aludiendo los favores sexuales recibidos.
Download App iOS
SINOSECANCELA App
Download App Android